La mocadorà se celebra por Sant Donís, el 9 d’Octubre, Día de la Comunidad Valenciana. La tradición se remonta al siglo XVIII, cuando los Decretos de Nueva Planta prohibieron las fiestas que celebraban la entrada de Jaume I en Valencia.

Como respuesta a la prohibición borbónica, los panaderos empezaron a elaborar unos dulces de mazapán que representaban los cohetes que ya no se podían hacer sonar. Son los llamados xiulet i tronador.

Junto con la piuleta y el tronador también se fabricaban pequeñas frutas y hortalizas, que según la creencia popular hacían referencia tanto a la fertilidad de la Huerta de Valencia, como a las hortalizas que los moros regalaron a la reina Doña Violant de Hungría (esposa de Jaume I), convirtiéndose también en el día de los enamorados, donde el hombre regala a la mujer los dulces envueltos en un pañuelo.