Verano. Calor. Son dos de las cosas que ocurren en esta época del año y lo cierto es que es habitual que las tartas y los pasteles se cambien por helados, que están más fríos, y que ayudan a sofocar el calor más fácilmente. Pero, ¿es que no sabes que hay pasteles en verano que pueden estar igual de ricos?

Muchas veces se tiende a pensar que las tartas y pasteles son para el invierno porque, como suelen estar en un ambiente natural, en verano se echan a perder antes o bien no están tan buenos como en invierno. Pero no es así, lo único es que hay que cambiar del tipo de tartas en verano y de pasteles en verano.

Por ejemplo, en La Rosa de Jericó tenemos una tarta de limón que hará las delicias de grandes y pequeños, no solo porque esté hecha con ingredientes de la mejor calidad posible, y además elaborada de manera tradicional, sino porque realmente es exquisita y si le das un poquitín de frío antes de servirla quedará sensacional. Acompañándola con algo bien fresquito será una verdadera delicia.

Y como esta tarta en verano, hay muchos pasteles en verano que se hacen especialmente para la época del año. Por eso es que te decimos que los pasteles también existen en verano y pueden ser una forma muy dulce de merienda o para después de cenar. Incluso, por ponerte un ejemplo, podrían ser el desayuno perfecto para esas mañanas que te levantas temprano con la brisa del mar y que te hace respirar fuerte para abarcarlo todo. ¿Te imaginas en ese momento rozar el paraíso con tu paladar y los pasteles de La Rosa de Jericó?