El día de la madre se aproxima ya que apenas queda una semana para que puedas pensar en lo que vas a regalarle a tu madre. Muchos consideran que ha de ser algo especial y se decantan por algo material pero, ¿acaso no sabes que, a veces, llegar al corazón, puede ser lo mejor en estos casos? Por eso, hoy te decimos: en el día de la madre… regala sensaciones.

Y es que, en La Rosa de Jericó, sabemos que nuestras tartas y pasteles provocan sensaciones, placeres que son difíciles de olvidar, y eso es lo que se supone que se busca en un regalo para una persona tan especial como son las madres, las que te dan a luz o cuidan de ti y están las 24 horas pendientes de que no te falte nada (aún cuando ya no vives con ellas).

Por eso, para ellas, ¿qué tal un pastel especial, uno que sepas que le gusta, o una tarta para compartirla todos y así pasar una tarde agradable en compañía de todos aquellos que la quieren? Eso es lo que se ha perdido porque se acaba comprando un regalo pero se vuelve impersonal, o algo que puede ser fácilmente copiado otro año. Pero, ¿un pastel de La Rosa de Jericó? ¿Una tarta de nuestras pastelería? Elaboradas de la manera tradicional con ingredientes de primera, una vez que se prueban notas la diferencia al instante porque se te grabará en el corazón y la mente, en todos tus sentidos, el sabor del mismo para que lo recuerdes siempre.

¿Y no crees que el día de la madre merece eso? ¿A qué esperas para regalarle a tu madre un pastel o una tarta. Siempre puedes compartirla con ella, o dejar que sea la reina de la casa en su día, porque ella se lo merece. Todo eso y mucho más.