Fallas y dulces de La Rosa de Jericó… ¿Te imaginas? Es algo que combina bastante bien, más en unas fechas tan festivas como estas que te hacen querer compartir con la familia pero, al mismo tiempo, tener una mascletá en tu propia boca.

Y es que es así, cada bocado de nuestros pasteles, tartas y dulces de La Rosa de Jericó son en realidad una pequeña mascletá en tu boca ya que puedes compararlo con la mascletá de la Plaza del Ayuntamiento(unos pequeños fuegos artificiales en tu boca de un manjar lleno de sabores que hasta podrían hacerte gemir de placer y llorar de alegría pues no habrás probado nunca algo tan exquisito como los dulces y pasteles que hacen en La Rosa de Jericó.

Además, sabemos que una de las tradiciones en Fallas es la ofrenda de la virgen, cuando le llevan flores. Pero, ¿y si después de esa ofrenda se reúne toda la familia a disfrutar de un café y unos pasteles que sigan con la celebración. Un vínculo muy fuerte en torno a toda la familia con unos pasteles que no tienen nada que envidiarle a las Fallas.

Tienes que probarlos porque realmente estarán muy buenos, te lo podemos asegurar. Además, es algo que se puede tomar en cualquier hogar, o bien como una tradición a imponer por los falleros para disfrutar de un momento tan “dulce” en compañía de un dulce placer. ¿Te animas a ello?

En La Rosa de Jericó estamos siempre preparados para darte dulces de gran calidad hechos con ingredientes de primera categoría y hechos de una forma tradicional para que, cuando los pruebes, ya nada te sepa igual de bien.